¿Es mejor comprar en un supermercado on line?

¿Es mejor comprar en un supermercado on line?

Hace unos días comentaba un amigo durante una cena que “internet era el futuro”. La carcajada que salió del resto se escuchó en todo el restaurante. ¿Por qué? Pues porque está claro que Internet no es el futuro, Internet es el presente, y en algunos casos, ya hasta algunos servicios parecen del pasado. Todo avanza a ser on line, ya lo hemos visto en las gestiones administrativas, en la forma de trabajar con el famoso teletrabajo y en muchos otros aspectos. Pero, ¿ha llegado ya el momento de hacer la compra vía on line?

Pues eso vamos a intentar hoy comparar en este artículo, si es mejor realizar la compra de manera presencia o mejor con un click con nuestro ordenador. El caso más llamativo lo tenemos en la web Tu Club de Compras, o lo que es lo mismo, el supermercado online que pone a tu alcance multitud de productos a precios increíbles. Cuentan con un gran catálogo al que puedes acceder a través de las diferentes categorías: alimentación, charcutería, bebidas, higiene, droguería, parafarmacia y mucho más. Además, cuentan con un supermercado ecológico online con productos naturales. Ahora vamos a analizar si es mejor comprar on line coger tu bolsa, eso sí, pagada porque ahora ya lo te la dan gratis, e ir al supermercado de tu bario.

Causas más cómunes

Vivir lejos de un supermercado, horarios incompatibles y falta de tiempo para desplazarse físicamente, son las causas más comunes, por eso compran on line porque les conviene más.  En cambio, durante una compra online, estos factores se vuelven irrelevantes. A esto se le suma la oportunidad de poder seleccionar una fecha de envío y, en la mayoría de las ocasiones, el intervalo de tiempo preferido. Es decir, que te llevan la compra a tu propia cas ay cuando quieres.

El servicio de compra online proporciona una solución fácil y cómoda, sin salir de casa. Prácticamente, podría denominarse un servicio de lujo. El cliente selecciona lo que quiere y, en un plazo corto de tiempo, le llega a donde quiera y cuando quiera. El formato de la página web permite navegar por el supermercado mucho más rápido. Estos, que están organizados por secciones, categorías y subcategorías, ayudan a evaluar y comparar alternativas. Con esto también nos referimos a un sistema sencillo e ininterrumpido. Piensa que no vas a gastar ni gasolina en el recorrido.

El cliente está al tanto de lo que está comprando. La plataforma virtual permite llevar un recuento de los productos que están ya en el carro, de la cantidad acumulada hasta el momento, y tiene siempre disponible información básica sobre el producto, incluyendo el precio y las características principales. Es decir, no te vas a llevar sorpresas cuando llegues a la cinta y la cajera te diga “400 euros”. Y tengas que estar quitando productos porque solo llevas 350 euros en la cartera o excede el límite de tu tarjeta de crédito.

Además, muchas cadenas realizan promociones específicas. Algo normal porque desde el punto de vista del supermercado es mucho más eficiente y fácil de gestionar que hagamos la compra desde casa. El famoso 3×2 lo encuentras muchas veces en los supermercados on line.

Cómo comprar

La compra se convierte en un proceso más racional ya que seguimos una pauta más estructurada y eso puede implicar un ahorro muy relevante a final de mes. ¿Qué quiere decir esto? Pues que no vamos a estar sometidos a las famosas campañas de marketing o trucos que hay en los supermercados, donde siempre acabamos picando en algo. Me refiero a ese producto que vemos que todo el mundo compra, o esa muchacha que hace una promoción de unos yogures y nos convence para comprarlos.

En lo que sí es cierto es que en productos como carne o pescado es mejor ir al mismo supermercado y ver si está en buenas condiciones. De esta manera mucha gente opta por hacer las compras grandes y pesadas online, y dejar los productos frescos (carne, pescado, verduras y frutas) para comercios de proximidad especializados en los que poder escoger el producto.

Y ahora que conoces un poco más la forma de trabajar de los supemercados on line, ¿qué decides? ¿Vas a seguir yendo a comprar al super de tu barrio o apuestas por el click?

Deja un comentario