Un buen momento para el sector vinícola español

Un buen momento para el sector vinícola español

Sería interesante realizar un estudio que fuera completamente verídico sobre la competencia que existe en los diferentes sectores de producción españoles. ¿En cuál creéis que hay más competencia? La verdad es que este es un tema que se ha debatido largo y tendido en muchos lugares y durante mucho tiempo, pero queda claro que nadie opina de la misma manera como consecuencia de la falta de acuerdo y la disparidad de criterios.

Aunque no se sabe si es el primer sector en cuanto a competencia, el vinícola es uno de los sectores en los que la competencia es más alta dentro de nuestras fronteras. Los motivos parecen claros: existe un montón de viñas en España, los requerimientos y estándares de calidad son cada vez más grandes y la tecnología también ha puesto su granito de arena a la hora de hacer que la competencia entre las diferentes empresas que operan en el sector se vea enorme en los tiempos que corren.

Después, sigue vigente esa especie de guerra que existe entre las diferentes zonas de producción vinícola española. Muchos consideran que los Riojas son los mejores vinos del país, mientras que otros se decantan, por otra parte, por los de la Ribera del Duero o por los de la zona de La Mancha. Hay tantos gustos como vinos y es por eso por lo que aventurarse a clasificar a uno como “el mejor” es una profesión de riesgo. Finalmente, y en lo que a competencia se refiere, conviene no olvidarnos de los vinos del sur de Francia, que durante tanto tiempo nos han estado ganando la batalla a nivel internacional.

Por suerte, el sector vinícola español está de enhorabuena en los últimos tiempos. Según un artículo publicado en la página web del diario Expansión, el consumo de vino en nuestro país volvió a crecer en el año 2016, poniendo fin a una racha negativa en lo que respecta al consumo que ya se estaba alargando demasiado (en concreto, desde la década de los 80). El crecimiento del que hablamos, que fue de un modesto 0’8%, ha abierto muchas esperanzas en el sector, que vuelve a levantarse con una sonrisa.

Además, y según indica en otro artículo el diario Expansión, el vino español empezó a conseguir una gran reputación (de nuevo) en el ámbito internacional durante el primer semestre del año pasado. En este periodo, el sector vinícola nacional se saldó con un total de 1.320 millones de euros de beneficio, algo que habla bien alto y claro de las posibilidades que tiene el vino nacional de convertirse en una referencia a nivel mundial. España lideraba, en ese momento, el comercio mundial en volumen por litros.

Otros actores implicados

Que el sector del vino en nuestro país se encuentre en un momento excepcional está contribuyendo a que otros sectores, indirectamente relacionados con el vino, estén consiguiendo unos resultados satisfactorios en comparación con otros momentos de su historia. Una entidad como Exportcave ha confirmado esos registros. Sus profesionales llevan haciendo hincapié durante los últimos meses en que los proveedores y suministradores de copas de cristal se están beneficiando de ese aumento del consumo de vinos en nuestro país.

La oportunidad en la que se encuentra el sector vinícola español es histórica. Después de que el sector sólo haya traído reveses a nuestra economía desde que muchos teníamos uso de razón, los números y las sensaciones han cambiado. Y también lo han hecho las diferentes posiciones que tienen nuestras empresas de cara al mercado internacional. Si sabemos gestionar la situación y conseguimos que nuestra imagen se mantenga con el paso de los años, no nos vamos a bajar del liderazgo mundial en mucho tiempo.

La verdad es que tomar una copa de vino es uno de esos placeres que hacen que todo en esta vida cobre sentido. Es sinónimo de relajación, de calidad, de disfrute. Y la verdad es que vivir esa clase de momentos, ya sea con familiares, amigos o compañeros de trabajo, es una auténtica maravilla de la que nadie suele arrepentirse jamás. Este verano tenemos una oportunidad perfecta para continuar disfrutando de uno de los productos que mejor definen a nuestro país. ¿Vamos a perder la oportunidad de disfrutar de ellos?

Deja un comentario