Como llegar con estilo a cualquier evento

Como llegar con estilo a cualquier evento

Cuando hablamos de cómo llegar a un evento lo primero que viene a nuestra mente es como nos vamos a vestir, si con muchos accesorios, con ropa brillante o algo que no le pase desapercibido a ninguno de los participantes del evento y nos haga destacar.

Pero se nos olvida un detalle bastante interesante e importante que no tiene nada que ver con la vestimenta, accesorios o maquillaje si no exactamente con el medio en el que vamos a llegar al evento que bien puede ser una boda, una gran fiesta o cualquier tipo de celebración, y ese medio al que nos referimos es exactamente al transporte en el que haremos la llegada al sitio del evento o celebración.

Llegar en cualquier coche o incluso en transporte público como el bus o el tren no es llegar con el mejor estilo, entonces se deben estar preguntando ¿Cómo se llega con estilo a un evento? Pues, la respuesta a esa pregunta es bastante sencilla y básicamente es hacerlo a lo grande ¿Cómo? Pues, con el lujo y la exclusividad de una limusina.

Nuestros amigos de Alquiler de Limusinas Bilbao que tienen años ofreciendo un medio de transporte exclusivo para cualquier evento y brindando experiencias únicas e inolvidables, nos cuentan un poco más sobre esto, así que quédate con nosotros.

¿Por qué llegar a un evento en limusina da estilo?

Asistir a una celebración de cualquier índole, en especial si es una boda, fiesta o evento grande en cualquier coche no es tan cómodo ni tan practico. Aunque llegar al sitio en el coche propio por un lado puede significar un ahorro significativo, también puede generar que el oufit o ropa formal sufra algún pequeño percance, además que llegar de ese modo no hará que nadie hable de tu entrada.

O imagínate tener que hacer uso de un autobús o transporte público donde no solamente vas a trasladarte de forma un poco incomoda, sino que tu vestimenta podría ensuciarse o romperse, haciendo que todo el mundo hable de tu llegada al evento, pero no por las razones que querías.

En cambio, contratar un servicio de limusina para llegar al magno evento al que se te ha invitado o hayas organizado, no solo te va a brindar toda la comodidad del mundo, la ropa no sufrirá accidentes en el camino, disfrutarás de un viaje único y exclusivo y harás una entrada que nadie olvidará.

Y si aún no conoces como es viajar en una limusina, permítenos decirte que realmente todavía no has vivido. Por lo mismo, tampoco dejar de leer el siguiente apartado en donde te contamos todo sobre esta increíble y única experiencia de traslado.

¿Cómo es viajar en Limusina?

Como ya sabemos una limusina es un coche de tamaño grande con aspecto alargado que generalmente tiene un color negro o blanco, y por dentro es bastante espaciosa. Son considerados como coches de lujos y existe más de un tipo de limusinas que debes conocer antes de hablarte sobre como son los viajes en estos vehículos lujosos y con estilo.

Tipos de limusinas

Desde la antigüedad llegar a cualquier tipo de evento se hacía de forma grande, por eso vemos en las películas como los coches eran unas grandes carrozas donde una persona se encargaba de arrear a los caballos para darles movimientos. Con el paso de los años, todo esto fue cambiando y fueron apareciendo distintos tipos de limusinas hasta llegar a las que conocemos hoy día. Te contamos sobre algunas de ellas:

  • Limusina Town Car: fue una de las primeras en aparecer y en la actualidad algunas veces es utilizada más que todo por su valor histórico. Esta limusina tiene cuatro puertas, un compartimiento de frente abierto y uno trasero cerrado. Sin em bargo, algunos la consideran un coche normal ya que tiene chofer.
  • Limusina landaulette: es un tipo de limusina muy parecido a la mencionada con anterioridad, con la sutil diferencia que la parte donde se sientan los pasajeros se vuelve convertible.
  • Limusina coupé de ville: también conocida como coche de motor es un tipo de limusina que tiene solamente dos puertas. El área donde están los pasajeros tienen techo plegable o pueden estar totalmente descubiertos. Asimismo, los pasajeros pueden desplazarse entre sí y no existe separación alguna entre ellos y el conductor.
  • Limusina de novedad: esta es la que se utiliza tradicionalmente para asistir a grandes eventos como las bodas, su aspecto es alargado y dentro de las características más resaltantes sobre ella es que su carrocería no solo es de color negro o blanco, si no que puede ser de colores vivos como un rojo intenso o azul rey.

Ahora que ya conocemos los diversos tipos de limusinas que existen, ha llegado el momento de saber cómo lucen internamente.

Conoce como es por dentro una limusina

Ya sabemos que a simple vista las limusinas son coches de gran tamaño de forma alargada que son utilizados generalmente para asistir a eventos grandes o especiales como lo son las bodas, entre otros. Son consideradas como coches de lujos no solo por su increíble apariencia si no por todas las comodidades que se encuentran dentro de ella.

Por ejemplo, los asientos generalmente suelen ser muebles separados o uno completo que está colocado dentro de la limusina como en forma de la letra J, están decoradas de forma diferente dependiendo del estilo o el uso que se la vaya a dar, es decir, que puede tener pantallas, compartimientos y mesas para la champaña, vino o tragos.

Por dentro estos coches son tan amplios que pueden entrar hasta aproximadamente 18 personas, claro, depende exclusivamente del tamaño de la misma. Pero, así como sirve para tantas personas también puede ser un vehículo en el que solo se trasladen dos personas, por ejemplo, en el caso de una boda donde vaya la novia y su padre.

Por otra parte, el área donde se encuentra el conductor está debidamente separada del área de los pasajeros, así este no tiene acceso a lo que pasa en la pate trasera de la limusina, donde viajan los clientes, y para poder comunicarse se hace uso de luces, botones e intercomunicadores, brindando una sensación de privacidad exclusiva a quien viaja en ellas.

Entonces, de lo que no existe duda alguna es que hacer un viaje en limusina es una experiencia única que todos deben realizar alguna vez, en especial si lo que quieren es causar sensación, hacer una entrada especial y llegar con gran estilo a un evento.

La experiencia de viajar en una limusina

En muchas ocasiones hemos escuchado la frase “No importa el destino, si no el viaje” y eso aplica perfectamente a la experiencia de trasladarse de forma lujosa, no importa si solo eres un invitado o la persona protagonista del magno evento al que te diriges.

Viajar dentro de una limusina te hará sentir como una persona única, cómoda y con todos los lujos. En caso de que el traslado se realice en compañía de amigos tendrán un momento único e inolvidable que nunca podrán olvidar.

Por otra parte, en una experiencia de viaje como este no solamente se recuerdan los increíbles momentos, si no que también viene con diversos beneficios entre los cuales se deben destacar:

  • Viajarás de forma totalmente privada, no importa si el evento es de día o de noche. El chofer es ajeno a todo lo que sucede en la parte trasera donde se encuentran los pasajeros, además están debidamente capacitados para realizar los traslados o paseos por toda la ciudad.
  • Las limusinas no son coches que encontramos todos los días en cualquier lugar, por eso realizar traslados de este tipo dan cierto tipo de exclusividad, eso también contribuye a que tu llegada al evento al que te diriges sea inolvidable.
  • Aunque no lo creas, viajar en estos coches lujosos puede tener efecto anti estrés. El chofer llegará al destino sin ningún tipo de problemas, mientras que tú y los demás pasajeros solo deberán preocuparse por vivir el momento, la experiencia, disfrutar de las copas y la música. Nada de pensar en el tráfico, el reloj u otros inconvenientes.

Así, si quieres llegar con estilo a cualquier evento ya sabes que la mejor manera de hacerlo es contratando un servicio de limusinas. Te evitarás cualquier tipo de accidente, tu outfit no estará expuesto a sufrir algún tipo de daño o percance, no tendrás que preocuparte de no llegar a tiempo al lugar, viajarás con total seguridad y lo más importante es que harás una entrada que nadie nunca podrá olvidar.

Así que al menos una vez en la vida, anímate a vivir esta experiencia sin importar si el evento al que te diriges es propio o asiste como otro invitado más. Además si en algún momento lo haces con amigos, seguramente se convertirá en un momento único, mágico e inolvidable que siempre tendrás contigo y nadie nunca dejará de hablar sobre la maravillosa forma en la que llegaste al lugar.

Deja una respuesta