Crece la inversión de material y servicios sanitarios en España

Crece la inversión de material y servicios sanitarios en España

Habréis escuchado en más de una ocasión que España tiene un problema en lo que guarda relación con la edad media de las personas, que no para de crecer y que muestra a las claras que estamos padeciendo un envejecimiento claro y progresivo de la población. No cabe la menor duda de que es un asunto que se valora muchas veces desde el plano económico (más que nada por el tema de las pensiones) que por el social. Porque… ¿quién habla de las necesidades de esas personas mayores y de la necesidad de aumentar la oferta en este tipo de servicios?

Tener estos posibles problemas y necesidades en cuenta es necesario para que nuestros mayores dejen de sentirse excluidos por la sociedad, que es uno de los aspectos que hemos identificado que se vienen produciendo en los últimos tiempos y que seguramente genera una buena cantidad de efectos psicológicos en ellos. Debemos ir construyendo una sociedad que tenga más en cuenta a los mayores y que sea idónea para que ni ellos ni ellas tengan que padecer las consecuencias físicas y psicológicas del simple paso del tiempo. Hay que tener en cuenta que a todo el mundo le va a llegar la hora de ser anciano o anciana.

Según un estudio publicado por la página web Statista, en el año 2009 había poco más de 7 millones y medio de personas que tenían más de 65 años, la edad de jubilación de aquel entonces. En el año 2021, solo una década después, esa cifra había ascendido hasta los 9’3 millones de personas. Los datos hay que analizarlos porque nos muestran hacia dónde camina una sociedad y su población. Y estos datos nos hacen saber que España está envejeciendo a un paso muy rápido y que convendría que nos fuéramos preparando para lo que eso conlleva.

En otra noticia, en este caso publicada en la página web del diario ABC, se indicaba el futuro que nos espera. En concreto, se indica que el 30% de la población iba a tener más de 65 años para cuando llegara el año 2030, sobre todo a causa de que la generación conocida como el ‘Baby Boom’, esa que vino al mundo en los años 60, ya está bordeando la edad de jubilación. No cabe la menor duda de que el tiempo no pasa en vano y que transforma la sociedad de un modo en el que ni siquiera nos podemos ni imaginar.

Por desgracia, el envejecimiento de la población en nuestro país va a tener que venir asociado a un aumento del número de problemas de salud que van a sufrir esas personas. Por eso, es conveniente que nuestro país empiece a destinar cantidades mayores de dinero en proveer a distintos hospitales y centros de todos esos instrumentos que vayan dedicados a la mejora de la salud de sus pacientes y a la mejora de sus problemas físicos. Los profesionales de Cuidaria nos han indicado que esa inversión está creciendo en este país desde hace algunos años y esa es una excelente noticia que hay que perpetuar con el paso de los años.

Los efectos positivos se notarán a largo plazo 

Es muy probable que haya personas que piensen que esta inversión puede esperar algún tiempo, pero lo mejor es que la vayamos haciendo de manera progresiva antes de que sea demasiado tarde. Estamos hablando de una de las cuestiones más necesarias para una población como la nuestra y debemos hacer posible que no solo todo el mundo tenga acceso a la sanidad pública, cosa que es lógica, sino que esa sanidad pública tenga la capacidad de resolver todos los problemas que las personas podamos llegar a desarrollar por cualquier motivo.

La salud es lo primero y eso lo tenemos que demostrar desde las instituciones públicas. Ni que decir tiene que eso requiere de una inversión fuerte en ampliar instalaciones, servicios, personal y materiales. Debemos empezar ya con ese cometido porque el tiempo pasa corriendo y, cuando nos queramos dar cuenta, puede ser demasiado tarde. Ojalá que los gobiernos centrales y los de cada comunidad autónoma pongan de su parte para conseguir todos estos objetivos. Ni que decir tiene que eso será clave para conseguir estos objetivos.

Estamos seguros de que va a seguir creciendo la inversión en materia sanitaria en España. Es lo que hemos defendido desde que tenemos uso de razón y es lo que debemos seguir haciendo. Todo lo que tenga que ver con un mayor gasto en sanidad es sinónimo de una mayor calidad de vida y un mayor bienestar. Y eso es lo que de verdad importa. Los resultados de esa inversión vendrán con el paso del tiempo y nos vamos a arrepentir en absoluto de la decisión que estamos tomando.

 

Deja una respuesta