Eiros, una alternativa interesante en los prefabricados de hormigón

Eiros, una alternativa interesante en los prefabricados de hormigón

A finales del siglo XX los que desarrollamos nuestra labor profesional en un mundo tan sacrificado como el de la construcción, pensamos en que uno de los principales elementos que es fundamental cuando se quieren construir estructuras nuevas es el hormigón, pues es capaz de resistir todos los esfuerzos de comprensión, lo que se suele pedir a la totalidad de las construcciones.

El caso es que no todos los hormigones, en especial lo que se dedican a formar las piezas prefabricadas tienen calidad buena, lo que más de una vez tiene consecuencias y se resiente en el trabajo. Todo esto hace que sea necesario hablar de una de las empresas mejores con las que contamos en nuestro país, Eiros, la cual es avalada, no solo por los trabajos que realizan en el sector privado, también en el caso de los organismos públicos. Prefabricados Eiros es una empresa española de origen gallego que se especializa en fabricar y distribuir elementos prefabricados de hormigón para la edificación, obra pública y urbanismo. Comenzaron su andadura en la década de los sesenta por el empuje empresarial de Carlos Eiros Cachafeiro, que fue pionero a la hora de fabricar bloques prefabricados de hormigón para Galicia.

Durante medio siglo como fabricantes de prefabricados de hormigón, fueron muchos los sistemas y procedimientos que han usado, donde se han distinguido por ofrecer una gran calidad de productos y servicios a su clientela.

Actualmente viven un momento de bonanza, siendo una de las empresas líderes en el mercado de los prefabricados de hormigón con dos fábricas que tienen más de 120.000 metros cuadrados de superficie, siete plantas productoras y una división de transporte propia para poder distribuir sus productos, quedando todo en manos de un equipo humano experto que tiene como objetivo satisfacer a la clientela, pues el precio acostumbra a olvidarse cuando se disfruta de la calidad del producto.

Las instalaciones con las que cuentan tienen la última tecnología en maquinaria para la fabricación de productos prefabricados de hormigón y fabricación de procesos, controlando además los productos finalizados en el propio laboratorio, además de ensayar en laboratorios de tipo externo.

Adquirir piezas de prefabricados a Eiros es garantía de trabajo duradero y donde la calidad tenga un papel destacado. Son unas inversiones a largo plazo, pero estamos pagando por un trabajo del que se tiene la garantía de que no tendrá que ser sustituido debido a los problemas existentes de grietas o roturas o por una deficiente adaptación a las inclemencias meteorológicas.

El uso del hormigón en el mundo. Una opción muy utilizada en todos los continentes

Estudios realizados en universidades como la de Sherbrook en Québec (Canadá) que hizo el profesor emérito Aïtcin, Pierre-Claude, han dado cuenta e lo importante que es esta clase de material a nivel mundial.

La producción ha sido de más de 2.500 toneladas en 2017. Si se estima una dosis de cemento de entre los 250 y los 300 kilos de cemento por metro cúbico de hormigón, todo ello va a significar que podrían producirse del orden de 8.000 a 10.000 millones de metros cçubicos, lo que equivaldría a metro cúbico y medio de hormigón por cada persona. Hablamos de unas cifras altas y que no admiten comparación, puesto que no hay materiales de construcción que utilicen estas cantidades. En un futuro próximo no parece que vayan a existir otros materiales constructivos que vayan a ser capaces de competir con el hormigón cuando de magnitud de volumen hablamos, lo que da cuenta realmente de la realidad frente a la que nos encontramos y de la importancia que tiene la inversión en empresas que puedan garantizarnos la calidad del hormigón.

No hay más que ver la cantidad de construcciones de todo tipo que se realizan con el hormigón, incluso estadios o edificios muy modernos tampoco han renunciado a seguir utilizando este elemento.

Hace muchos años que los prefabricados de hormigón se utilizan para construir hogares o edificios públicos o privados, si a esta fiabilidad le añadimos los controles y especificaciones que pasan todos estos materiales, podemos quedarnos tranquilos y disfrutar de las posibilidades que en pleno siglo XXI nos reporta el utilizar hormigón, un material duradero y que podemos llevar a formar parte de muchas obras que tengamos en nuestra imaginación arquitectónica.

Deja un comentario