Empastes dentales y las clínicas dentales

Empastes dentales y las clínicas dentales

Los empastes dentales en las clínicas dentales son cada vez más demandados. Eso sí, hay que buscar muy bien los especialistas o la clínica que nos ayudará en la tarea. Hay que tener en cuenta el procedimiento de realización, indicaciones o las recomendaciones de esta clase de tratamiento.

¿Qué es un empaste?

Debemos saber que los empastes dentales como nos recuerdan los profesionales de mesiodens.es son unos tratamientos que se hacen y en los que el objetivo principal es eliminar la caries y hay que rellenar la cavidad con una serie de material especial que funciona para poder cerrar u obturar las cavidades.

Todo este procedimiento hay que saber que comienza al eliminarse el tejido dental de la caries, hasta que se obtenga una cavidad de lo más limpia. Después de ello, hay que desmineralizar el tejido mediante un grabado que será ácido, para después colocarlo sobre la superficie con un adhesivo que hará más sencillo el proceso en el que se produce la adhesión en el material de obturación del propio diente.

Lo que ocurre es que se tiene que colocar el material y es fotopolimerizado mediante una lámpara especial que lo que hace es endurecer el material, después con la instrumentación que se indique procede a tallarse y se va puliendo al dar los últimos detalles de carácter anatómico que correspondan al diente que se trate, debiendo valorar una serie de detalles, pues en ocasiones es posible que se haga contacto con el diente antagonista, lo que puede evitar que se cierre correctamente.

Los dientes más susceptibles de padecer caries son los denominados molares, ya que por esta razón son los que en su gran mayoría necesitan que se coloque un empaste de dientes, por todo ello, se tienen que evaluar una serie de criterios, caso de la cantidad de tejido dental que pueda existir, y si aquel es lo bastante importante para la retención del material del que se hace el empaste, aunque en ocasiones ocurre que el diente que se haya tratado no cuente con una buena porción a nivel coronario y que por la fractura o caries dental se haya llegado a perder más de un 50% de la corona.

Aquí es cuando un empaste simple puede fracasar y colocarse una corona. Debido a todo esto, es fundamental que se haga un buen diagnóstico para que haya garantías de que el tratamiento por el que se opte sea el ideal y que se quede en la boca durante mucho tiempo. Puede ocurrir que después de que se produzca una colocación del empaste se llegue a quedar un cierto grado de sensibilidad en la pieza del diente, pero en poco tiempo va a poder desaparecer.

Existen distintos materiales para la obturación, donde destacan por su capacidad de uso la porcelana, resina, amalgama,  aunque en estos últimos años, no hay que olvidar que tanto la porcelana como la resina lo que hacen es marcar las diferencias al lucir mejor en lo estético, sustituyendo a la amalgama.

El tiempo de promedio que suele dudar es del orden de entre los 5 y los 10 años, todo va a depender de las costumbres de los pacientes, los que van a tener que acudir al menos una vez al año para así proceder a la evaluación del empaste y si hay alguna clase de filtración que se sustituya por uno nuevo.

Por todo ello, es bastante bueno contactar o acudir a una buena clínica dental y preguntar por el tratamiento que nos interesa o solicitar una consulta. De esta forma, te atenderán profesionales que seguro te ayudan.

Si eliges bien, pues tendrás el consejo y actuación de profesionales con una alta capacitación que serán los encargados de dar una solución ideal al problema que tengas. Así no perderás el tiempo y vas a poder resolver los problemas que puedas tener de caries mediante un empaste que será de la mejor calidad y también a un precio adecuado.

Esperamos que toda esta información haya sido de ayuda y así podáis tener algo más claro que siempre es importante contar con una buena clínica dental a la hora de poder solucionar los problemas que haya de empastes dentales o las necesidades que se puedan tener.

Como siempre, es fundamentar confiar en los buenos profesionales, pues al final son ellos los que pueden solucionar las problemáticas que nos puedan acechar, lo que siempre es adecuado cuando se quiere acertar y no estar dando tumbos de una clínica a otra. Eso sí, recuerda que el precio es algo importante, pero no debe ser lo único en lo que nos fijemos.

Deja una respuesta