Las instalaciones térmicas en los edificios

Las instalaciones térmicas en los edificios

El sector de la construcción y más concretamente el de las energías renovables están sufriendo una profunda reestructuración. El importante impacto económico arrastrado tras la crisis económica del año 2008 y agravado por la actual crisis sanitaria derivada de la pandemia de la Covid-19, ha puesto de manifiesto que es necesario impulsar la reactivación económica y uno de los sectores implicados es la transición energética en la construcción.

A tal fin el 1 de julio del 2021 ha entrado en vigor el Real Decreto 178/2021, de 23 de marzo, por el que se modifica el Real Decreto 1027/2007, por el que se aprueba el Reglamento de Instalaciones Térmicas en los edificios, el cual en su artículo 10 fija las exigencias técnicas de las instalaciones térmicas, de tal forma que deben diseñarse, calcularse, ejecutarse, mantenerse y utilizarse de forma que se cumplan las exigencias técnicas de bienestar e higiene, eficiencia energética y energías renovables y residuales y de seguridad que establece el Reglamento.

El artículo 11 incide en que las instalaciones térmicas deben diseñarse, calcularse, ejecutarse, mantenerse y utilizarse de tal forma que se obtenga una calidad térmica del ambiente, una calidad del aire interior y una calidad de la dotación de agua caliente sanitaria que sean aceptables para los usuarios del edificio sin que se produzca menoscabo de la calidad acústica del ambiente.

El artículo 12 nos define como deben ser las instalaciones térmicas para cumplir con la eficiencia energética, las energías renovables y las energías residuales. Así las instalaciones térmicas deben diseñarse, calcularse, ejecutarse, mantenerse y utilizarse de tal forma que globalmente se mejore la eficiencia energética, y como consecuencia, se reduzcan las emisiones de gases de efecto invernadero y otros contaminantes atmosféricos, mediante la utilización de sistemas eficientes energéticamente, de sistemas que permitan la recuperación de energía y la utilización de energías renovables y de las energías residuales, cumpliendo los siguientes requisitos:

  • Los equipos de generación de calor y frio, ventilación, así como los destinados al movimiento y transporte de fluidos, se seleccionarán en orden a conseguir que sus prestaciones, en cualquier condición de funcionamiento, cumplan con las exigencias mínimas en eficiencia energética establecidas por los reglamentos de diseño ecológico, según lo establecido por el Real Decreto 187/2011, de 18 de febrero, relativo al establecimiento de requisitos de diseño ecológico aplicables a los productos relacionados con la energía.
  • Distribución de fluidos. Los equipos y las conducciones de las instalaciones térmicas deben quedar aislados térmicamente, para conseguir los niveles adecuados de ventilación y que los fluidos portadores lleguen a las unidades terminales con temperaturas próximas a las de salida de los equipos de generación.
  • Regulación y control. Las instalaciones estarán dotadas de los sistemas de regulación y control necesarios para que se puedan mantener las condiciones de diseño previstas en los locales climatizados, ajustando, al mismo tiempo los consumos de energía a las variaciones de la demanda térmica, así como interrumpir el servicio.
  • Contabilización de consumos. Las instalaciones térmicas deberán estar equipadas con sistemas de contabilización para que el usuario conozca su consumo de energía, y para permitir el reparto de los gastos de explotación en función del consumo, entre distintos usuarios, cuando la instalación satisfaga la demanda de múltiples consumidores.
  • Los emisores de las instalaciones térmicas deben seleccionarse para conseguir los niveles adecuados de bienestar, exigencias de eficiencia energética, utilización de energías renovables y aprovechamiento de energías residuales recogidos en las instrucciones técnicas.
  • Recuperación de energía. Las instalaciones térmicas y las de ventilación incorporaran subsistemas que permitan el ahorro, la recuperación de energía y el aprovechamiento de energías residuales.
  • Utilización de energías renovables y aprovechamiento de energías residuales. Las instalaciones térmicas utilizarán las energías renovables y aprovecharán las energías residuales, con el objetivo de cubrir con estas energías una parte de las necesidades del edificio, tal y como relata Fenie, la Federación Nacional de Empresarios de Instalaciones de España.

¿Qué ayudas podemos encontrar para las actuaciones de rehabilitación energética en los edificios?

Con el fin de apoyar y mejorar las actuaciones de rehabilitación energética en los edificios ya existentes, el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, ha aprobado y programado una serie de ayudas económicas, que se podrán solicitar por los titulares de viviendas unifamiliares, residenciales colectivas o de cualquier otro uso, hasta que se agote el presupuesto aprobado, y en las que se podrán incluir, entre otras, las siguientes actuaciones:

  • Mejora de la eficiencia energética de la envolvente térmica.
  • Mejora de la eficiencia energética y uso de energías renovables en las instalaciones térmicas de calefacción, climatización, refrigeración, ventilación y agua caliente sanitaria.
  • Mejora de la eficiencia energética de las instalaciones de iluminación.

Deja una respuesta