Bases de datos para implementar la estrategia de nuestro negocio y anticiparnos a la competencia

Bases de datos para implementar la estrategia de nuestro negocio y anticiparnos a la competencia

Tener éxito en un negocio es evidente que depende de una buena nómina de ámbitos de actuación y que hay que acertar en todos ellos para tratar de conseguir el propósito que andamos buscando. El éxito nunca viene solo. Eso es algo que tenemos que tener siempre en cuenta y que a menudo se nos olvida. Y es que no cabe la menor duda de que, en el mundo en el que vivimos, en el que la competencia es feroz, tengamos claro que todo lo que rodea a nuestro negocio es volátil y que se puede transformar de hoy para mañana.

Precisamente por el hecho de que la competencia es hoy más grande que nunca es importante que realicemos un análisis de lo que está sucediendo en las empresas que más tienen que ver con la nuestra. Tener esta información de alguna manera es fundamental para saber de primera mano en qué estamos acertando y qué cosas podemos mejorar, potenciar las que creemos que son nuestras virtudes y minimizar los que parecer ser nuestros errores. Desde luego, de este análisis depende buena parte de ese éxito que queremos conseguir con nuestra actividad.

El que hemos comentado es uno de los ámbitos que se comentan en un artículo publicado en el portal web Hablemos de Empresas, que destaca que también es importante estudiar a las empresas que constituyen nuestra competencia porque podemos identificar, de este modo, nuevas necesidades y demandas de todas aquellas personas que componen nuestro público. Y, si somos capaces de satisfacerlas, vamos a ver reforzada la posición de nuestro negocio en relación con el resto, algo que es, cuanto menos, relevante a corto plazo.

Una noticia que vio la luz en el diario Expansión informaba de que, en el año 2017, el número de empresas que había en un país como España había crecido por cuarto año consecutivo, algo que deja claro que, por un lado, vivimos en un momento en el que la competencia es extrema y, en otro orden de cosas, indica que ya hemos dejado atrás la crisis económica más devastadora desde que se produjera el crack de 1929. En concreto, el ascenso había sido de un 1’7% en el mes de julio, hasta llegar a los 3’34 millones de empresas con las que se cerró el año 2017.

Tener todo tipo de datos es imprescindible para garantizar el éxito de un negocio. Desde datos que hagan referencia al funcionamiento interno de nuestra empresa como al de una de nuestra competencia, datos tanto de la situación actual del mercado tanto español como internacional, o datos que pongan en evidencia necesidades y demandas nuevas de los clientes. Los profesionales de Camerdata nos lo han dejado bien claro: estamos en el mundo de las cifras, de la información en números. Las empresas se han dado cuenta de ello y por eso son cada vez más las que desean contar con bases de datos que les permitan tener a mano la mejor información del sector y de su propia actividad interna.

La luz que guía nuestra estrategia

Tener a mano todo tipo de datos hace posible que tengamos más clara cuál debe ser la estrategia a seguir por parte de la compañía en un futuro cercano. De nada sirven los datos si no somos capaces de operar para cambiar una mala dinámica o para hacer todavía más sólido un buen crecimiento. Los datos son solo la base que nos hace operar y mejorar en un futuro próximo. Pero está claro que, si no consigue una base fuerte y robusta, todo lo que venga después va a ser un cúmulo de errores.

Los ejemplos que ponen de manifiesto la importancia de los datos dentro de una empresa son continuos. Estos datos han sido clave en el crecimiento de muchas empresas tanto españolas como del exterior. Y lo van a seguir siendo. Porque no hay nada como conocer el entorno en el que nos estamos moviendo para crecer y predecir qué puede pasar tanto a corto como a medio y largo plazo. Eso, en el mundo empresarial, es prácticamente lo más importante que debemos saber.

Dentro de algunos años, ninguna empresa tendrá la capacidad de crecer si no cuenta con una base de datos en la que se recoja todo tipo de información relativa a la actividad en la que trabaja. Ya es bastante complicado permanecer en el mercado y competir contra las demás empresas sin hacerlo. Pero la necesidad de obtener datos se va a incrementar más pronto que tarde. Por eso es la hora de cambiar la mentalidad y apostar por obtener la mejor información. Dicen que la información es poder y, desde luego, esta es una manera bastante fidedigna de comprobarlo.

Deja un comentario