En el sector del vino la distribución es clave para el éxito

En el sector del vino la distribución es clave para el éxito

Según Solunion, actualmente, se produce en España una media de 42 millones de hectolitros anuales, de los cuales 10 millones tienen como destino al consumidor interno y alrededor de 23 millones se destinan a los mercados exteriores, con especial predominancia de los países de la Unión Europea.

De acuerdo con los datos proporcionados por el Observatorio Español de los Mercados del Vino, en 2017 las bodegas españolas lideraron el mercado mundial, con la venta de 22,8 millones de hectolitros de vino, lo que se tradujo en 2.850 millones de euros de facturación. Esto ha supuesto un crecimiento de las exportaciones de un 2,5% en volumen y un 7,6% en la facturación, respecto al año anterior. El 90% de las exportaciones tienen como destino Francia, Alemania, Reino Unido, Italia y Portugal, con especial predominancia de Francia, que recibió 7,7 millones de hectolitros, tanto en forma de vinos, como de mostos.

Estos datos nos llevan a un punto importante en el éxito del sector del vino español, la distribución. En el artículo de hoy vamos a hablar de las diferentes estrategias de marketing básicas para distribuir vino. Aunque todo sea dicho, en nuestras fronteras tenemos a empresas de gran importancia a nivel nacional y internacional que han destacado en la distribución.

Es de obligada mención las Bodegas Bocopa, un grupo vinícola ubicado en Petrer que comercializa el 50% de la producción de los Vinos de Alicante, siendo uno de los principales referentes del sector en la Comunidad Valenciana y en España, habiendo recibido diferentes galardones por la calidad de sus vinos.

Estrategias para la distribución vinícola

Tener un plan de distribución. Lo primero es lo primero e igual que tienes que tener un plan de empresa y un plan de comunicación, es vital que dispongas de un plan de distribución. No confundas la distribución con la logística o el transporte. Cuando hablamos de distribución nos referimos a qué canales en el sector vinícola son los más apropiados, qué decisiones deberás tomar para acercar el producto a tus clientes o la situación en la que se va a comprar. Cómo incitar a tus clientes a consumir tus vinos, como conseguir poner tus botellas en sus manos, etc.

Adaptarse al cliente. Lo segundo y más importante es adaptarse siempre a los gustos y hábitos de consumo de tus clientes. Y esta es probablemente una de las partes más complicadas y que mayor reto suponen para las empresas distribución y bodegas. Los hábitos de consumo de los clientes están en constante cambio, por ello es fundamental adatarse lo más rápidamente posible a dichos cambios que en consecuencia afectarán de manera positiva a las decisiones comerciales de la bodega.

Usar los envases y embalajes más adecuados. Para una correcta distribución también resulta básico saber qué tipo de botellas usarás, cómo serán las etiquetas de tus vinos, el envase que contendrán tus botellas en la tienda o a la hora de distribuirlas… Son factores que influyen de forma directa sobre la compra. Conocer de primera mano los gustos y preferencias de tu público te ayudará a saber qué envases son los más apropiados. No es lo mismo si distribuyes vinos Premium de gran calidad que si distribuyes vinos normales. El envase o embalaje que uses para unos u otros será muy distinto.

Conocer bien y usar todos los canales de distribución. Para una correcta distribución tienes que conocer bien todos los canales de los que se disponen actualmente. Hablamos de 3: Venta directa de las bodegas a los consumidores finales (aquí entrarían las sub-categorías de enoturismo y e-shops de vino), los canales de distribución (supermercados, tiendas físicas y grandes superficies) y los canales de hostelería, restauración y catetrings (HORECA). Saber moverse bien en todas estas categorías garantizará una mayor distribución y aumento de las ventas.

Tener en cuenta la exportación nacional e internacional. En un mundo tan globalizado como el nuestro, cada vez es más fácil la exportación tanto en territorio nacional como internacional. Por ello y siempre que antes tus ventas y tu distribución funcionen bien en territorio nacional, es importante que tengas visión de futuro y te abras a nuevos mercados internacionales. Para ello parte de tu producción puede ir destinada a la exportación internacional ya sea realizada por tu propia bodega o a través de terceros.

Deja un comentario