En los comercios, un expositor único para cada uno de los servicios

En los comercios, un expositor único para cada uno de los servicios

Cada vez que salimos de nuestra casa a comprar nos fijamos en la cantidad de expositores diferentes que nos podemos encontrar y es que cada producto tiene el suyo propio. Esto es algo muy habitual y por lo que las empresas luchas cada día y es que hacer un buen lineal, un bonito expositor que sea creativo, llamativo y visible siempre otorgará una mayor capacidad de atención, la cual habitualmente se traduce en un importante crecimiento del número de ventas. Es por ello por lo que el trabajo de los diseñadores gráficos, de los publicistas y de los creadores de este tipo de elementos está a la orden del día y es que ellos trabajan a destajo para conseguir una mayor visibilidad en todos y cada uno de los bienes que ofertan, de tal forma que se incremente el volumen de venta gracias a su trabajo. Además, otros factores como el posicionamiento de los productos en una tienda e incluso poder situar una tienda cerca de otra que sea un polo de atracción en un centro comercial es algo por lo que muchas empresas luchan cada día para mejorar sus números.

Y es que estos expositores, este tipo de servicios que acercan a los clientes un producto en concreto son cada vez más demandados por todas y cada una de las compañías, de ahí que nos encontremos con que cada una de ellas cuenta con el suyo propio. Es por este motivo por el que si tu también quieres que un producto tuyo destaque, nosotros te recomendamos que te pongas en contacto con Artesanías Oviedo, dado que ellos son expertos en llevar a cabo este tipo de expositores comerciales que tantas alegrías pueden llegar a dar a una empresa, gracias al potencial aumento de vistas y clientes que generan con un simple impacto visual más llamativo. Y es que la competencia por la posición es muy habitual en todas las empresas e incluso una firma como Mercadona pone en práctica la tendencia de mover los productos del lineal, en función de las preferencias de consumo de la compañía española. Por ello, para seguir contando con una importante visibilidad nos podemos encontrar con expositores que, en función de su forma y su función, pueden ser:

  • Exhibidores y expositores tradicionales.
  • Embalajes presentadores. Un tipo de publicidad en el punto de venta muy barata, los embalajes consisten en un recipiente, generalmente vinilado, en el que se colocan los productos.
  • Estos elementos se pueden fabricar en una amplia variedad de materiales (metal, madera, metacrilato, cartón, tela…) y están diseñados como elementos decorativos en los que se coloca el producto y que buscan captar la atención de los consumidores. Tienen múltiples ubicaciones y formatos: pueden ser de sobremesa y ubicarse sobre estanterías o un mostrador o ser de pie e ir colocados como cualquier expositor.
  • Los carteles pueden ser colgantes, tipo mástil como aquellos formados por un cartel rígido sujeto a un hasta que se coloca con una base en el suelo, indicadores que señalan las diferentes secciones en una superficie comercial o un cartel común de precio que ofrece información sobre el valor de un artículo.
  • Espacio o ambiente. Cuando se decora una zona completa de un establecimiento, incluyendo en ella múltiples elementos POS de todo tipo, para conseguir un espacio propio de marca.
  • Los carteles que sobresalen perpendicularmente del lineal para que el cliente se fije en ellos cuando recorre los pasillos y se pare a adquirir el producto.
  • Tótems. Aquellos materiales PLV en forma de columna donde se incorpora el mensaje, sin producto.
  • Porta folletos. Por muy típicos que sean, siguen siendo importantes por su efectividad.

Otro tipo de campañas para ganar clientes de un servicio

Ya sea de acuerdo con el establecimiento comercial o como una campaña propia del producto, lo cierto es que a lo largo de la historia siempre se han llevado a cabo otros tipos de campañas que buscan aumentar los clientes de un servicio en un momento determinado. Es el caso de los gimnasios, los cuales tienen varias épocas fuertes al año coincidiendo con fechas clave, por lo que los publicistas aprovechan estas ocasiones para intentar aumentar el número de clientes del servicio, ya sea mediante descuentos u otro tipo de promociones. Asimismo, otras marcas también apuestan por ofrecer servicios de entretenimiento para sus clientes de tal forma que estos se sientan a gusto en el establecimiento y, con ello, consigan aumentar sus volúmenes de ventas.

Deja una respuesta