La reproducción asistida, una cuestión de clínicas privadas

La reproducción asistida, una cuestión de clínicas privadas

Vivimos en un mundo en el que ya nada es como antes. Ha cambiado absolutamente todo lo que nos podemos imaginar. Y es que elementos como la tecnología, la informática o la globalización han tenido un impacto en nuestras vidas en todos y cada uno de los campos que la componen. Desde luego, está claro que hoy en día no se pueden hacer las cosas de la misma manera que hace 20 años y eso es vital que todos lo tengamos en cuenta a la hora de afrontar todos los problemas y necesidades que aparezcan en nuestra vida.

La manera de tener hijos es uno de esos eventos en los que las cosas han cambiado de una manera tremenda en los últimos años. A día de hoy, es cada vez más común apostar por tratamientos como la reproducción asistida, algo que era bastante más raro en otros momentos de nuestra Historia. Son muchas las clínicas que han identificado esta necesidad por parte de muchas familias en la actualidad y ese es uno de los motivos por los cuales la competencia para prestar este servicio ha crecido en los últimos tiempos.

Según datos de la Agencia Sinc, en España durante el año 2015 el 7% de los bebés que nacieron lo hicieron gracias a la reproducción asistida, lo cual hace que el número total de nacimientos a través de este método durante ese año fuera superior a los 36.000. Y tenemos que tener en cuenta que ya hace 4 años de esos datos y que es bastante probable que esa cantidad haya crecido, y que incluso se haya duplicado, en estos últimos años.

En los últimos años se ha desatado una competencia entre dos bloques de clínicas: las que son públicas y las que son privadas. Normalmente solemos comparar cuál de los dos grupos es mejor de cara a nuestros intereses. En los últimos años, las privadas están ganando la partida de una manera bastante clara según informaba el diario El País en una de sus noticias. El 80% de los tratamientos de producen en centros privados. En los públicos, de hecho, ha habido bastantes problemas con falta de medios tecnológicos para acometer estas intervenciones y procesos.

En un entorno como este, en el que las familias apuestan por la seguridad ante todo, es lógico entonces el porqué de la apuesta por centros privados para acometer este tipo de procesos. Y es que, además de eso, el precio no varía tanto en unos sitios en comparación con los otros. Está claro que vivimos en un momento en el que la seguridad se valora y mucho y que, sin ella, las familias sufren durante un embarazo. Seguro que muchos de vosotros y vosotras habéis experimentado algo similar o conocéis a alguien que sí haya pasado por esto.

Las privadas ganan la batalla también en materia formativa

Las clínicas privadas le han ganado la partida a las públicas en todo lo que tiene que ver con la reproducción asistida. No solo en confianza e innovación, sino también en lo que tiene que ver con formación. Desde Ivi Global Education, una entidad que provee un máster en esta materia, nos han comentado que los alumnos de dicho máster se decantan por estudiarlo porque saben de primera mano las ventajas tecnológicas y profesionales que tiene apostar por una clínica privada para formarse en lo que tiene que ver con reproducción asistida.

En un mundo como en el que vivimos, es lógico depositar nuestra confianza en aquellas empresas o entidades que tienen un mayor desarrollo tecnológico. Solemos pensar que la tecnología es el futuro, pero es que también es el presente de nuestra sociedad. Y la gente empieza a comprenderlo y a usar ese conocimiento a la hora de elegir por quién apostar a la hora de someterse a un tratamiento que forma parte de un evento tan importante en nuestra vida como lo es un embarazo.

Hemos comentado, a lo largo de estas líneas, que la gente prefiere acudir a centros privados tanto a la hora de someterse al tratamiento como a la hora de aprender cuestiones relativas al mismo. En concreto, hemos mencionado que el 80% de tratamientos de reproducción asistida en España son objeto de las clínicas privadas. Estamos convencidos de que este número va a ser todavía más alto en los tiempos que están por venir. El porqué está claro y tiene que ver con una palabra: seguridad. Quien sea capaz de proveer más seguridad, tendrá mucho más terreno ganado.

 

Deja un comentario