¿A qué se le considera una urgencia dental y como prevenirlas?

¿A qué se le considera una urgencia dental y como prevenirlas?

Se conoce como urgencia odontológica a un dolor agudo, la inflamación y aumento de la temperatura, las lesiones y fracturas en los dientes y tejidos vecinos e incluso, sangrado son molestias que surgen a nivel bucodental de manera inesperada.

Estas, aunque se tratan de molestias que te resultan insoportables cuando se presentan, en la mayoría de los casos, no se consideran de carácter vital, a excepción de cuando se trata de un absceso de tamaño considerable, con el que se corre el riesgo de que llene el cuello de pus y obstruya las vías aéreas en menos de dos horas o de una fractura de mandíbula a causa de un trauma, las cuales si traen consecuencias graves para la salud en general.

Sin embargo, y aunque no todas son de esta gravedad, no puedes dejar de acudir a consulta con tu especialista con urgencia,  ya que esa molestia que sientes es el síntoma de alguna situación que ya tienes a nivel bucodental y puede empeorar.

¿Cómo saber si te encuentras frente a una emergencia dental?

Ya que no todos los problemas dentales necesitan un cuidado dental de emergencia, necesitas aprender a reconocer aquellos a los que si debes darle un tratamiento inmediato. Así, cada persona debe valorar la magnitud de su problema dental y actuar con responsabilidad.

En caso de duda, el equipo de la Clínica Dental Luis Duquela, expertos en la atención de urgencias odontológicas, te recomienda que llames a tu especialista o tu clínica dental para que puedan asistirte antes de tomar una decisión. Si este considera que el problema puede esperar, lo mejor es quedarse en casa y seguir las indicaciones de los expertos.

Casos más comunes de urgencias dentales

Los casos más comunes de emergencias dentales suelen estar relacionados con lesiones en la boca en las que se pierde una o varias piezas dentales y abscesos dentales con mucho dolor e infección:

Dolor de muelas

Esta es la urgencia dental número uno, y que en la mayoría de los casos se debe es a una caries, que comienza a generar un dolor agudo y casi insoportable.

Infecciones 

Por lo general, los procesos infecciosos que generan las urgencias odontológicas son las caries que llevan varios años sin tratamiento y ya se han extendido a la  pulpa del diente, causando un dolor agudo.

Con menor frecuencia, pero aún entre los casos más comunes, están las urgencias a causa de la enfermedad periodontal. Una situación es que el paciente pierde la encía y la raíz del diente queda expuesta causándole dolor y permitiendo que el diente se mueva o produciendo procesos infecciosos.

En otros casos, puede pasar que pierdas el hueso, pero no la encía. Aquí, el diente permanece en la misma posición, pero eso se convierte en una especie de bolsillo y se puede acumular restos de comida como pequeños trozos de cáscara de palomita de maíz sin darte cuenta, hasta que empieza a infectarse y formar una fístula en un conducto por donde sale el pus.

Pericoronitis

Se trata del dolor y la inflamación que se produce en la encía que cubre los terceros molares o cordales que aún no han salido, pero que ya atravesaron la barrera del hueso y por ahí se filtran restos de comida y bacterias.

Por otro lado, a los niños que se encuentran en el cambio de dentición, puede pasarles que el diente que está parcialmente erupcionado, todavía está cubierto por mucosa y como se le dificulta su higiene, se vuelve fácil de infectarse.

Traumatismos

Como consecuencia de un impacto agresivo sobre las estructuras del diente se generan lesiones, fisuras, fracturas, desplazamientos o desprendimiento por completo del diente y sus estructuras de soporte como la encía y el hueso.

Estas urgencias suelen ser más comunes en niños menores de dos años, que están empezando a caminar y pueden tener problemas de coordinación, chocando con muebles, objetos o paredes.

Sin embargo, también puede pasarles a niños y adolescentes con dentición mixta (dientes temporales y definitivos) y adultos, en cuyos casos se debe reparar la fractura del diente o reimplantarlo cuando ha sido conservado adecuadamente en el sitio donde ocurrió la lesión.

Cabe acotar que en este caso, cuanto menos tiempo pase en ir a consulta después del traumatismo y como mejor reacciones, más probabilidades tendrás de salvar el diente.

Dolor postquirúrgico

Este es el dolor que se genera por algún procedimiento quirúrgico, como por ejemplo las exodoncias, en donde se extraen una o más piezas dentales o por algún tipo de cirugía periodontal, entre otras.

Pasa que durante el proceso de cicatrización, la persona puede tener muy poco tejido y se puede presentar una alveolitis (inflamación del alveolo o espacio donde va cada diente) y presentar un dolor muy fuerte que necesite atención inmediata.

Problemas derivados del uso de brackets

Este tipo de urgencia dental es muy frecuente cuando se llevan brackets y alambres. Lo más común es que parte del aparato se caiga o se rompa, y haya un alambre desprendido que se clava en la encía, lengua o mejilla.

Y es que en ocasiones, durante un tratamiento de ortodoncia, pueden surgir imprevistos como el descementado de un bracket. En este caso, puede ser completamente indoloro y libre de molestias, por lo que solo tendrás que solicitar una cita habitual con tu ortodoncista cuando te sea posible, él te lo volverá a colocar correctamente y podrás continuar con tu tratamiento con normalidad.

Sin embargo, si el arco comienza a impactarse sobre la mucosa produciendo una pequeña herida y molestias y no es suficiente con colocar la cera protectora, aquí si debes solicitar una cita de urgencias para cortar el arco y evitar así que la herida empeore.

Abscesos

Suelen tener origen infeccioso, ya que se produce cuando las bacterias penetran en el diente debido a una abertura provocada por una caries o una pieza dental rota o astillada. Esto origina una fístula en la encía, que es un bulto por el que supura pus.

Cuerpo pequeño atrapado entre los dientes

En estos casos puede que no necesites la ayuda de un profesional y puedas solucionar el problema por ti mismo, pero si no logras sacarlo con seda dental, entonces si debes acudir al dentista.

Mordedura en la lengua o labio 

Una mordedura accidental puede producirse de distintas maneras, ya sea comiendo, haciendo deporte o en cualquier otra situación y aunque son muy comunes, algunas pueden ser tan graves que requieran de atención de urgencia.

Tips para prevenir una urgencia dental

Como ya hemos dicho, en caso de un accidente dental es fundamental que mantengas la calma y que te pongas en contacto con tu especialista lo antes posible para actuar con la mayor rapidez si se trata de una urgencia.

Sin embargo, y aunque estas son situaciones que no siempre podemos controlar, si podemos tomar ciertas precauciones para evitar en la medida de lo posible cualquier accidente de este tipo. Para evitar accidentes dentales es importante:

  • No utilizar los dientes para abrir, cortar o romper cosas
  • No comer alimentos muy duros
  • Utilizar el cinturón de seguridad en todos los desplazamientos en coche
  • Usar protector bucal al practicar deporte, especialmente cuando se incluye el contacto físico

 

Deja una respuesta