Conoce a Tecoi, una empresa líder en los sistemas avanzados de procesamiento de chapa

Conoce a Tecoi, una empresa líder en los sistemas avanzados de procesamiento de chapa

Cuando mi abuelo abrió hace ya casi cincuenta años su primera empresa de mobiliario a medida se dio cuenta muy rápido de lo importante que es observar el sector dónde trabajas, ya que el mismo te va a dar respuesta a muchas preguntas de esas que rondan la cabeza y que no te dejan descansar tranquilo.

Una de esas preguntas es cómo vencer a la competencia, o mejor dicho, como conseguir que el cliente te tenga en más estima que a las empresas de la competencia. Esto no es nada fácil se diga lo que se diga, ya que dentro de las empresas hay un factor de confidencialidad sobre los aspectos que te hacen diferente.

Aparecer como un caballo ganador en lamente del consumidor es algo complejo que depende de varios factores, entre el que destaca si actúas en mercados nacionales o internacionales. Actuar más allá de tus fronteras presupone que por un lado tienes una estructura capaz de cerrar tratos importantes, porque una empresa no va a los mercados internacionales para subsistir, sino para cerrar tratos importantes. Y en segundo lugar, que has conseguido copar el mercado nacional hasta el punto de tener que buscar clientes fuera de las fronteras.

Tecoi  es una empresa dedicada al diseño, fabricación, instalación y mantenimiento de maquinaria de corte industrial y máquinas de corte por plasma y oxicorte, láser, mecanizado de chapa y preparación de bordes para soldadura. Esta empresa fundada en 1995 ha mantenido un crecimiento constante desde su creación, apostando en todo momento por la investigación y el desarrollo. El resultado es un producto final líder en innovación y calidad.

Tecoi es esta empresa que anteriormente hemos llamado caballo ganador, ya que dispone de una extensa red comercial y técnica en todo el mercado nacional e internacional, con una importante cartera de distribuidores importadores en Europa, y sus sedes en Brasil y México. Además de su importante mercado nacional, tiene presencia también en: Estados Unidos, Alemania, Inglaterra, Francia, Italia, Portugal, Suecia, Rusia, Finlandia, Polonia, Australia, Emiratos Árabes Unidos, Irak, Venezuela, Chile, Colombia, Argelia, Rumanía y Angola.

Qué es el corte por láser

El corte con láser es una técnica empleada para cortar piezas de chapa caracterizada en que su fuente de energía es un láser que concentra luz en la superficie de trabajo. Para poder evacuar el material cortado es necesario el aporte de un gas a presión como por ejemplo oxígeno, nitrógeno o argón. Es especialmente adecuado para el corte previo y para el recorte de material sobrante pudiendo desarrollar contornos complicados en las piezas.

Entre las principales ventajas de este tipo de fabricación de piezas se puede mencionar que no es necesario disponer de matrices de corte y permite efectuar ajustes de silueta. También entre sus ventajas se puede mencionar que el accionamiento es robotizado para poder mantener constante la distancia entre el electrodo y la superficie exterior de la pieza.

Para destacar como puntos desfavorables se puede mencionar que este procedimiento requiere una alta inversión en maquinaria y cuanto más conductor del calor sea el material, mayor dificultad habrá para cortar. El láser afecta térmicamente al metal pero si la graduación es la correcta no deja rebaba. Las piezas a trabajar se prefieren opacas y no pulidas porque reflejan menos. Los espesores más habituales varían entre los 0,5 y 6 mm para acero y aluminio. Los potencias más habituales para este método oscilan entre 3000 y 5000 W.

El corte por haz láser (LBC) es un proceso de corte térmico que utiliza fundición o vaporización altamente localizada para cortar el metal con el calor de un haz de luz coherente, generalmente con la asistencia de un gas de alta presión. Se utiliza un gas de asistencia para eliminar los materiales fundidos y volatilizados de la trayectoria del rayo láser. Con el proceso de rayo láser pueden cortarse materiales metálicos y no metálicos. El haz de salida con frecuencia se pulsa a potencias máximas muy altas en el proceso de corte, aumentando la velocidad de propagación de la operación de corte.

Los dos tipos más comunes de láser industrial son dióxido de carbono (CO2) y granate de Aluminio de itrio dopado con neodimio. Un láser CO2 utiliza un medio gaseoso para producir la acción láser mientras que el neodimio utiliza un material cristalino. El láser CO2 está disponible comercialmente en potencias de hasta 6kW y los sistemas  están disponibles en hasta 6kW.

Deja un comentario