La cirugía estética, obsesión o necesidad

La cirugía estética, obsesión o necesidad

La crisis ha traído una situación al mercado que siempre ha estado ahí, pero que se ha potenciado notablemente, la competencia. Es increíble como aproximadamente desde el dos mil diez competir en el mercado se ha vuelto una tarea realmente compleja de la que dependen muchos factores.

Internet revolucionó el mercado primero con las páginas web, en segundo lugar con el nacimiento de las redes sociales, y por último con el eCommerce. En la actualidad las empresas que venden productos o servicios, están volcadas en Internet, ya que de otra manera no conseguirían llegar con facilidad a la gran inmensidad de usuarios que navegan en Internet y que buscan información sobre bienes o servicios.

Prácticamente no hay sector que se salve, porque además existen portales de reseñas en los que aunque no quieras se te abre un perfil y se cualifica a las empresas en atención a los comentarios positivos o negativos de los clientes. Esto sobre todo pasa en el sector servicios, en el que TripAdvisor supone una gran ventaja o desventaja para las empresas.

A pesar de todo, hay algunos sectores que no se pueden ni valorar ni criticar con tanta facilidad, como es el sector de los servicios médicos, y en concreto el de la operación estética. Este sector, a pesar de lo que se pueda pensar, tiene un largo recorrido, y sus beneficios no solo son por placer, sino que en muchos casos son por necesidad.

Aunque esto último no lo comparte mucho la sociedad coreana, que utiliza la cirugía estética hasta puntos insospechados. La sociedad coreana mira hacia occidente para copiar el estándar de belleza, intentando copiar los ojos más abiertos que los característicos de la sociedad coreana y asiática en general.

En diversas revistas se ha hablado de este tema, pero en un interesante artículo escrito ya hace unos años por Expo Beauty Magazine, en el que hablan de que los hoteles de lujo como el Ritz -Cartlon de Seúl, que mantienen acuerdos con los hospitales. Los pacientes pueden operarse los párpados y hacerse liftings faciales e ir directos a sus suites para recuperarse sin tener que pasar por el trago de deambular por las calles cubiertos con vendajes.

¿Merece la pena la cirugía plástica?

Antes de ver los pros y los contras de las operaciones de cirugía estética, hay que destacar que hay en algunos casos en los que es vital para llevar una vida normal. Es el caso de los accidentes de tráfico o en los que la cara sufre algún perjuicio, en los que por motivos psicológicos se recomienda y realizan cirugías plásticas.

Hay que diferenciar entre cirugías estéticas y cirugías plásticas. La cirugía estética es aquella que se realiza con el fin de mejorar la apariencia física de los pacientes; por contra, la cirugía plástica es una especialidad de esta última, que busca reconstruir los defectos del rostro, el cuerpo o algún trastorno producido por agentes externos.

Metiéndonos de lleno en el tema que nos atañe, las operaciones de cirugía estética suelen ofrecer resultados inmediatos, ya que las técnicas que se utilizan están muy avanzadas. Estas intervenciones no suelen ser invasivas, por lo que no se requiere anestesia ni largos tiempos de recuperación. Además son indoloros, como es el caso del lifting.

En la mayoría de los casos, los pacientes pueden encontrar soluciones en la medicina estética, sobre todo si se trata de resolver pequeños complejos. Solo en casos específicos el remedio es la intervención quirúrgica como en el aumento de mamas, la rinoplastia (operación de nariz), la eliminación de la flacidez abdominal, braquial (del brazo), o en poscirugía bariátrica, que es el conjunto de procedimientos en quirófano aplicados para tratar la obesidad. Si la persona sufre de obesidad mórbida debe acudir a cirujanos plásticos.

Las cirugías plásticas suelen ser caras, necesitan de anestesia y la recuperación puede ser lenta.Hay algunos procedimientos estéticos que suelen necesitar de varias sesiones para mostrar resultados visibles, y estos se pueden perder si no se controla la dieta y el ejercicio como es el caso de la liposucción.

En cualquier caso es necesario contar con centros especialistas de confianza. En Artestética,  una clínica de medicina y cirugía estética que desde 1999 trabaja para cumplir los deseos de los clientes, nos ha asegurado que hay tanto intrusismo en este sector que es casi aconsejable pedir las credenciales de cualquier médico estético o cirujano antes de decantarnos por uno u otro.

Deja un comentario