Cuándo necesita una empresa a un procurador

Cuándo necesita una empresa a un procurador

En alguna ocasión, por la razón que sea, una empresa puede verse envuelta en un procedimiento judicial, y no siempre es capar de actuar correctamente o no cuenta con las herramientas necesarias para hacerlo. Los asuntos de juicios y tribunales, tanto de particulares como de empresas, son un verdadero engorro y si un@ no cuenta con los profesionales adecuados, puede meterse en un buen lío, perder mucho dinero, y en el caso de una organización, puede incluso suponer el cierre de la misma. Nadie está libre de esto, ya sea como denunciante o como denunciado, como empresari@, has de estar bien cubiert@. Si tienes un negocio y quieres saber cómo actuar en caso de verte obligado a acudir a los tribunales, continua leyendo este post, porque vamos a darte unos pequeños consejos, puedas hacerlo bien. En este sentido, contar con la figura de un procurador, será fundamental. ¿Quieres saber por qué?

¿Qué es un procurador y por qué lo necesita tu empresa?

Un procurador o procuradora es aquella persona Licenciada/Graduada en Derecho, y se ocupa de la representación técnica de las partes en el Juzgado y en los Tribunales, y los expert@s recomiendan siempre su intervención. Este profesional ha de estar suscrito a un Colegio de Procuradores y estar habilitado por el Tribunal del lugar de la comparecencia.

El procurador es el encargado de la representación de los particulares y empresas, cuando, por cualquier circunstancia se encuentran en la necesidad de ir a los Tribunales, ya que tienen la facultad para realizar ciertas funciones dirigidas a agilizar todo el proceso, lo que aporta un plus de garantía. El cliente, puede estar mucho más seguro y confiado en relación a su caso.

Las funciones principales del procurador dentro del proceso son, además de la representación procesal de los litigantes, tramitar oficios, mandamientos y exhortos. De esta forma, el proceso es mucho más rápido y no se pierde tanto tiempo en juzgados y papeleos inútiles. Así lo aseguran en Sevilla Flores, un Despacho de Procuradores de Murcia, que ejerce en toda la Región, atendiendo todos los partidos Judiciales. Se trata del primer despacho de procuradores que certifica un sistema de gestión de calidad en este país con BUREAU VERITAS, respecto a la norma ISO 9001:2008.

Este despacho cuenta con equipo de profesionales altamente cualificados para realizar diferentes servicios, entre los que destacan los siguientes, entre otros:

  1. Prácticas de Diligencias Judiciales, como pueden ser, citaciones, requerimientos, notificaciones, etcétera…
  2. Representación y asesoramiento procesal
  3. Notificación y ejecución de resoluciones
  4. Auditoría
  5. Control
  6. Preparación y presentación de escritos
  7. Embargos
  8. Subastas
  9. Lanzamientos
  10. Tomas de posesión en procedimientos hipotecarios
  11. Publicación de edictos, anuncios oficiales y prensa
  12. Gestiones ante registro de la propiedad y bienes muebles
  13. Gestión mercantil
  14. Oficios, mandamientos y exhortos
  15. Notificaciones personales

Ventajas de contar con un procurador en un procedimiento judicial

Aunque en muchos casos no es obligatorio, la figura del procurador puede ahorrarte mucho tiempo y esfuerzo a la hora de acudir a los tribunales. Por eso, aunque no se exija, es importante contar con ell@s en estas situaciones, en las que, irremediablemente, te ves obligado a ir a juicio. A continuación, te contamos sus ventajas.

1. Los procedimientos pueden perderse tanto por la forma como por el contenido, así que no te arriesgues. En este sentido, el procurador sabe todo lo que debe hacer, es un profesional y es su trabajo.

2. Le dedicarán tiempo y esfuerzo a tu defensa, una tarea que exige horas de despacho y de relación con el cliente o clienta.

3. El procurador puede agilizar el proceso con los actos de comunicación y con la ejecución del mismo. Porque lo de nunca es tarde si la dicha es buena, aquí no vale.

4. Es muy útil cuando no hay unificación de criterios ya que esta figura conoce todos los entresijos.

5. Realiza una gestión transparente y eficaz y el cliente sabe bien en qué está gastando su dinero.

6. El procurador o procuradora ofrece a su cliente total confidencialidad con respecto al proceso judicial, y ofreciéndole toda su apoyo y confianza. Alguna información no puede llegar a conocerse. A través del procurador tendrás la total seguridad de que, si tu no quieres, no se conozcan esos datos.

Deja un comentario