El precio, principal modo de fidelizar a los consumidores de aceite durante la pandemia

El precio, principal modo de fidelizar a los consumidores de aceite durante la pandemia

No son pocos los problemas a los que se enfrenta la sociedad en los momentos en los que nos encontramos. A la crisis del coronavirus, que ha dejado ya miles de muertos en España y que amenaza con seguir a nuestro lado de cara a los próximos meses, se suma una situación económica en la que prima la incertidumbre más absoluta. Y eso implica, como casi siempre, problemas de todo tipo. La inestabilidad de la economía trae inestabilidad a cada una de las familias que componen la sociedad y, como consecuencia, inestabilidad en las instituciones y administraciones estatales, autonómicas y locales. 

En un contexto como este, está claro que quienes pagan las consecuencias más graves son las personas más débiles, con los menores recursos. Las personas más vulnerables son las que peor llevan los momentos de crisis y no cabe la menor duda de que hay que tener en cuenta que esas personas son las que más apoyo necesitan en situaciones en las que los agobios y la situación económica son cada vez más acuciantes. Y es ahí donde las empresas deben demostrar que están de lado con la gente más necesitada. Sobre todo aquellas entidades que forman parte del sector de la alimentación y que generan productos de primera necesidad. 

El aceite es uno de los productos en los que la gente suele fijarse más en los momentos de crisis. Es un producto básico en cualquier alimentación y su precio siempre suele ser tenido en cuenta por parte de las personas y familias a la hora de decidir dónde adquirir este tipo de producto. Bajar los precios en los momentos complicados es una buena manera de competir con el resto de entidades que forman parte del sector. Y es que está demostrado que, cuando hay detalles de este tipo, la fidelización de la clientela es mucho mayor. 

El aceite de oliva, que es uno de los productos básicos en cualquier dieta, es una de las necesidades más grandes de las familias en materia de alimentación. Y es uno de los productos cuyo precio es uno de los que más suele tener en cuenta la gente cuando el bolsillo está más vacío. No es para menos. Los profesionales de Óleo Ángeles nos han comentado que, en un momento como el actual, caracterizado por la crisis del coronavirus, es importante tener en cuenta que ser amables con el precio del aceite es lo que puede ayudar a las empresas de alimentación a fidelizar a sus clientes. 

Una noticia que fue publicada en el diario.es informaba de que continuaba la preocupación, en general, por todos los efectos que están asociados a la expansión del coronavirus, incluida la crisis económica producida a raíz de la irrupción de la pandemia. No cabe la menor duda de que hemos pasado momentos mejores y que es necesario que superemos, de la mejor manera posible, una situación de tanta inestabilidad. Para las familias, que los productos de primera necesidad como el aceite sean accesibles es una manera de enfrentarse a un momento así. 

Otra noticia, en este caso publicada en la página web del medio Libre Mercado, indicaba que los efectos de la crisis económica ocasionada por el virus van a ser peores que el propio virus, algo que es sumamente preocupante y que no hace sino hacer más grande la necesidad de incidir en esos detalles con los clientes y la ciudadanía en general de los que venimos hablando. Es algo que nos proporcionará ventajas más pronto que tarde a nuestra entidad. 

Un producto típico de nuestra tierra 

El aceite es una de las estrellas de nuestra gastronomía. A nadie le cabe ninguna duda al respecto. Desde luego, es obvio que se trata de algo básico para muchas familias españolas y que así va a seguir siéndolo de cara a los próximos años. Solo hay que ver qué tipo de productos busca en mayor medida la gente cuando se produce una situación difícil como la que nos ha tocado pasar en los últimos meses. El aceite, no en vano, ha sido uno de los productos más demandados. Y es que, sin él, hubiese sido imposible mantener una dieta sana y equilibrada.

Hablamos de un producto que ha sido clave a la hora de exportar la calidad de nuestra tierra a nuestros principales socios europeos. El aceite es imagen de marca para nuestro país, que ha ganado presencia internacional en el sector de la alimentación gracias precisamente a este tipo de productos y que, a buen seguro, continuará por este camino en los próximos años. Y es que nadie duda, más allá de nuestras fronteras, de esa calidad de la que presumimos y que tan especial hace al aceite de nuestra tierra.

Deja una respuesta