El sector de la alimentación redobla sus esfuerzos en la limpieza de sus instalaciones

El sector de la alimentación redobla sus esfuerzos en la limpieza de sus instalaciones

Que la higiene se ha convertido en una de las pautas más importantes en nuestra vida a causa del coronavirus es algo que todos sabemos. De hecho, gracias a ella, hemos podido evitar miles y miles de contagios (y también muertes) en todo el mundo. Que la higiene es un factor clave en la industria alimentaria ya se sabía, pero también ha ganado en importancia durante los últimos meses, en los que nos hemos encontrado bajo el yugo de una pandemia que está siendo dura y de la que esperamos salir más pronto que tarde.

En una noticia publicada por la página web de Interempresas, se comentaba el valor que tiene la calidad y la higiene en la industria alimentaria. Se trata de un sector en el que los clientes valoran más que en ningún otro sitio el que haya limpieza y que se respete la pulcritud en los procesos. No olvidemos que los alimentos nos los terminamos metiendo en la boca y que ese es suficiente motivo como para que la gente quiera saber exactamente cuáles son los procesos y los sistemas de seguridad de los mismos que siguen las empresas fabricantes.

Hay un aspecto que comenta la página web Consumer que queremos que no pase desapercibido a este respecto. En la noticia de la que os hablamos y que os dejamos enlazada a continuación, se habla de las pautas de higiene en la industria alimentaria haciendo referencia a una desinfección en equipos, utensilios y, como algo clave, las instalaciones industriales. Y es que no se puede solo confiar en la higiene de los equipos. Hay que intentar que esa higiene sea algo común a todos aquellos lugares y herramientas en las que se trabaje con el producto alimentario. Es clave para garantizar el éxito del producto.

Hoy en día, todo el mundo pone su foco en la higiene de los productos de alimentación que consume. Observan los envases, la conservación del producto, su calidad y un sinfín de cosas más. Para que todos los parámetros se ajusten a lo que necesitamos, es interesante que las industrias encargadas de elaborar esos alimentos se comprometan con la limpieza de sus instalaciones. Y, sabiendo que este es un requerimiento por parte del consumidor final, las empresas del sector han mostrado un compromiso mucho mayor por este cometido. Es lo que nos comentan desde Tecnocepillo, a cuyos profesionales ha sorprendido gratamente el aumento de la demanda de cepillos técnicos industriales por parte de empresas relacionadas con el sector de la alimentación.

Con la alimentación no se juega

Es evidente que la higiene es un factor importante en todos los ámbitos de la vida. Nadie lo pone en duda. Pero también es verdad que hay sectores en los que este asunto es más importante que en otros. No es lo mismo un descuido en lo que respecta a la higiene en una fábrica ligada a la fabricación de juguetes que en otra que se dedica a la producción de alimentos. Aunque es una falta grave en ambas, en la industria de la alimentación estamos hablando de un error de consecuencias inimaginables.

No son pocas las industrias alimentarias que se han llevado una buena multa a causa de no haber sabido cuidar de la higiene de sus instalaciones. Y os podemos asegurar que esas multas no son, ni mucho menos, de poca monta. Por no hablar de la mala imagen (nefasta imagen, irreparable) que supone el hecho de que se transmita la noticia de la falta de limpieza de las instalaciones en las que se fabrica un alimento o una gama de alimentos en concreto.

Estamos hablando de un asunto que va a seguir siendo tendencia de cara a los próximos años. La higiene nunca pasa de moda porque es imprescindible en cada momento de nuestra existencia y en todos los procesos de fabricación de cualquier producto, sea de alimentación o no. Por eso, nunca vamos a poder dejar de confiar en un asunto como este para dotar de la máxima calidad a todos los productos que nos encargamos de elaborar. Y es que, aunque para muchos apostar por la higiene solo se haga por una mera cuestión de obligación legal, tiene una importancia sideral en todos los procesos.

Una de las enseñanzas que nos va a dejar el coronavirus cuando todo esto haya pasado es que la higiene va a ser una cuestión central en todos los procesos de fabricación de productos y que también va a ser clave a la hora de enfrentarnos al día a día en nuestra rutina habitual. Sin higiene no hay seguridad, eso es algo de lo que ya no queda ninguna duda y que, desde luego, va a jugar una importancia muy grande a la hora de mejorar nuestro bienestar y nuestra calidad de vida.

 

 

Deja una respuesta